ES EL MOMENTO DE LA REGENERACIÓN

AI.RE es una Aceleradora de Inteligencia Regenerativa. Aceleramos la regeneración facilitando dinámicas de aprendizaje para repensar cómo trabajamos y quiénes somos durante el diseño e implementación de proyectos.

Creemos urgente y necesaria una transformación radical en cómo pensamos, trabajamos y somos, a nivel individual y colectivo, si queremos asumir el rol de facilitadores en la co-evolución de las comunidades y los ecosistemas en los que vivimos.

Sabemos que no hay más tiempo para seguir degenerando los sistemas vivos. Es momento de que la humanidad desarrolle la capacidad de regenerar la vida en la Tierra. Necesitamos regenerarlo todo ya.

El Desarrollo Regenerativo confronta las bases del paradigma de la sustentabilidad.

El modelo de crecimiento económico infinito vigente se asienta en la falsa premisa de una biocapacidad ilimitada: de disponibilidad de recursos y de absorción de impactos. La evidencia científica sobre las tendencias de declive de los últimos setenta años demuestra que la dimensión del colapso ecosistémico alcanzó niveles nunca vistos en la historia planetaria a causa de la actividad humana, de aquí que exista consenso científico en denominar a la era actual como El Antropoceno.

La sustentabilidad propone mitigar los impactos de las actividades humanas para garantizar la disponibilidad de recursos para las futuras generaciones. El desarrollo regenerativo, desde una mirada basada en el potencial co-evolutivo, concibe a las intervenciones antrópicas desde la imperiosa necesidad de reorientar nuestro rol para conectar las actividades humanas con la evolución de la naturaleza, entendiendo que debemos contribuir a la abundancia de vida en la tierra. El paradigma regenerativo se fundamenta en la integralidad e interdependencia de los sistemas vivos; sociales y bióticos. Partiendo desde este enfoque sistémico, el desarrollo regenerativo busca asociar a la gente y sus lugares, para hacer que tanto las personas como la naturaleza sean más fuertes, más vibrantes y más resilientes.

Somos AI.RE porque nos sentimos parte de la esencia creadora de complejidad y diversidad de nuestro planeta.